Terapia Infantil

Los niños están en continuo aprendizaje, y durante este proceso intenta comunicarse con los adultos a través de diferentes conductas. Algunas de ellas no son las más adecuadas, pero es la única forma que ellos creen que pueden acercarse. En este tipo de conductas engloba rabietas, pataletas, conductas disruptivas etc, que para muchos padres son un reto el aprender a gestionarlas.

Los niños suelen ser “más hacer” y “menos hablar”, cuando no saben expresar que le sucede a través de su mundo simbólico intervenimos través de una serie de técnicas experimentadas como el juego, relajación, dibujos proyectivos junto con la interacción recíproca con la psicóloga De esta forma, el niño podrá expresar libremente el conflicto, se le ayudará a que tome conciencia de su vida emocional y a desarrollar el equilibrio emocional necesario para obtener bienestar y madurez

“Nos preocupamos de lo que el niño llegue a ser mañana, pero nos olvidamos que ya es alguien hoy”

La terapia infantil es un trabajo conjunto de todo el entorno familiar. En la primera sesión se realiza una entrevista a los padres para delimitar la conducta problema. En la segunda sesión realizamos toma de contacto con el niño. La tercera sesión es informativa en la cual se les explica a los padres la sintomatología manifiesta y el tipo de abordaje que vamos a realizar.

El objetivo de Cabanas Psicología es que el niño desde un abordaje psicoeducativo interiorice conductas que le facilite el enfrentamiento y superación de los distintos problemas psicológicos que les puede aquejar a lo largo de su infancia.

¿Qué trabajamos?

  • Modificación de conducta.
  • Rabietas y conductas antisociales.
  • Orientación escolar y familiar.
  • Entrenamiento en habilidades sociales.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Fracaso escolar.
  • Habilidades de inteligencia.
  • Razonamiento, memoria y atención.
  • Técnicas de estudio de texto.
  • Trastornos del estado de ánimo (ansiedad o estrés). 
  • Miedos, fobias y celos.
  • Trastorno del desarrollo (autismo, TGD, TEA).
  • Autoestima.
  • Trastornos de hiperactividad con déficit atencional.